Es habitual encontrarnos con cambios legislativos, entre ellos la Directiva Europea PSD2. Seguramente te preguntarás si te afecta, la respuesta es simple. Te afecta si tienes un TPV en tu comercio electrónico o web corporativa.

La normativa entrará en vigor el próximo 14 de septiembre de 2019, y afecta al proceso de compra de nuestro cliente. Requiere de modificaciones en nuestro proceso de compra para dar mayor seguridad al comprador europeo, siempre y cuando nosotros también tengamos sede en Europa. Te explicamos que es la Directiva PSD2 y como afecta a tu web.

¿Qué es la Directiva PSD2 Strong Customer Authentication?

Aunque pueda parecer un remake de la conocida consola de videojuegos, no lo es. Es un nuevo sistema de autenticación de la identidad del usuario que realiza un pago electrónico mediante su tarjeta. Ya sea una tarjeta de crédito, débito, Visa o Mastercard; en todos lo casos la validación será necesaria. Las siglas PSD2 corresponden a Payment Service Directive 2.

El objetivo es estandarizar las diferentes formas de pago online. De esta forma se busca que podamos identificar posibles fraudes y aumentar la seguridad en transacciones electrónicas de compra online. Se logra mediante la confirmación con tu banco mediante alguno de los tres siguiente métodos de autenticación:

  1. Algo que sabe. Esto puede ser una clave.
  2. Algo que es. Esto, aunque parece muy relativo, se refiere a autenticarse con la huella dactilar o el reconocimiento facial.
  3. Algo que tiene. Por ejemplo, tiene un móvil, se le manda al usuario un mensaje con un código que sea el que tiene que introducir. O también puede ser que el usuario tenga una tarjeta de coordenadas, y se le pida una en concreto para la autenticación.

En estas últimas semanas muchas apps de bancos han ido actualizando sus sistemas para poder autenticarte mediante ella a la hora de realizar una compra online. Para muchos, esto no será un cambio notable puesto que ya estamos acostumbrados a hacerlo en muchos portales.

¿A quién afecta el PSD2?

Afecta a todas aquellas webs con pasarelas de pago, por ejemplo un ecommerce, un membership site, o cualquier otro camino digital que presente una forma de pago con tarjeta…

Hasta el 14 de septiembre todo podrá funcionar igual que hasta ahora, pero hasta a partir de dicha fecha habrá que cumplir con dicha normativa. Tendrán que cumplir las webs, siempre y cuando, tanto vendedor como comprador estén ambos en Europa.

¿Es complicada la adaptación a la Directiva Europea PSD2?

Para exponer esto, podemos tomar como ejemplo el Reciente Reglamenteo de Protección de Datos (RGPD). En la práctica no afecto de forma notoria en las webs. Los grandes portales sí han cumplido a raja tabla con la normativa. Si centramos el foco en pequeños portales web, es frecuente ver, aún más de un año después, como no se han adaptado de forma correcta al reglamento.

La normativa que nos ocupa, presenta unas características más delicadas. Ya que requiere realizar modificaciones en un proceso con una complejidad media-alta. Además de añadir un paso extra en el proceso de compra. Esto también supondrá una pérdida de posibles clientes, o al menos de ventas consideradas más impulsivas.

La esperanza es lo último que se pierde, o eso dice el refrán. Existen excepciones que esperamos que puedas beneficiarte de ellas para saltarte la autenticación. Dependerá de la pasarela de pago que utilices y la fiabilidad de la misma. Cuanto más fiable sea, mayores opciones de saltarte autenticación. Límites:

  • Si el número de devolución es menor a un 0.13%, te la podrás saltar la autenticación en cantidades inferiores a 100€
  • Si las devoluciones son menores a un 0.06% podrás evitar autenticaciones en ventas inferiores a 250€
  • Si el límite es inferior al 0.01%, el límite se encuentran en los 500€

¿Qué tengo que hacer con mi pasarela de pago?

Pues depende, ¿de qué?, según como se mire… Y no es que me vaya a poner a cantar. Depende de cómo sea nuestra web.

Si la web ha sido creada desde cero para nosotros, deberemos contactar con la empresa que la desarrolló. Ellos podrán modificar el proceso de nuestro check out con TPV para cumplir con la normativa. O bien podemos buscar una empresa de desarrollo web para que realice las modificaciones.

Si tu web está montada sobre un gestor de contenidos, por ejemplo WordPress con Woocomerce, probablemente ya están actualizándose los plugins que realizan la función de pago. En las próximas semanas asistiremos a actualizaciones constantes y perfeccionamiento de códigos. Todo ello, con una única finalidad, que nuestras web cumplan con la nueva directiva europea.

Si tienes cualquier duda y podemos echarte una mano, no dudes en contactar. Mientra valora y comparte.

Thaís Faus

Autor: Thaís Faus

Una gran conocedora de idiomas, apasionada de su trabajo y gran amante de los animales. Trabajadora y paciente que nos aporta gran temple al equipo